COACHING EJECUTIVO 

¿Qué puede  hacer el Coaching Personal  (Life Coaching) por  un directivo?  El Coaching es  esencialmente un proceso de acompañamiento que promueve nuestro autoconocimiento y desarrollo personal, partiendo de la premisa de que poseemos en nuestro interior habilidades y competencias que nos convertirán en la mejor versión de nosotros mismos.

El Coaching Ejecutivo supone ante todo un proceso de aprendizaje. 

Beneficios:

  • Definir con mayor precisión cuál es tu objetivo, a dónde quieres llegar, dónde has de localizar tu esfuerzo y liderazgo.
  • Analizar y cuestionar tus creencias, estrategias, habilidades directivas, hábitos y comportamientos improductivos.
  • Explorar y descubrir nuevas alternativas, opciones y posibilidades -que antes no veías- y que pueden ayudarte a alcanzar tus metas.
  • Hacerte cargo de tu responsabilidad y rediseñar los compromisos y acciones que te permitan obtener los resultados deseados.
  • Reforzar tus habilidades y competencias directivas y tu liderazgo.

“Los ámbitos más conflictivos de nuestras vidas son aquellos en los que nos resistimos a ver la humanidad de los demás”

 

COACHING DE EQUIPOS

 

El Coaching de Equipos se centra en la relación que se forma entre miembros de un equipo, intentando hacer de espejo para que el grupo vea reflejadas cuáles son su fortalezas y cuáles sus debilidades.  Este trabajo nos servirá para determinar cuáles son los siguientes pasos a dar en nuestras decisiones.

Un equipo que rema en la misma dirección será capaz de resolver sus problemas, superar momentos de crisis y ser más creativos con mayor facilidad. 

Beneficios:

  • El desarrollo de un proderoso sentido de espíritu de equipo, que mejorará la cultura del grupo, la implicación y la productividad.
  • El incremento de la cooperación interdepartamental.
  • El empoderamiento de las personas para ser naturalmente creativos y capaces de encontrar las soluciones en sí mismos.
  • El incremento de las relaciones y la comunicación, minimizando los malos entendidos y la desconfianza.
  • El desarrollo de las habilidades de resolución de conflictos.
  • El incremento del  respeto por las diferentes visiones de cada uno de los miembros del equipo.

 

¿Qué tal si hablamos?

Será un placer conocerte, escucharte y proponerte talleres y/o formaciones a medida.